Setas: Más que un alimento un medicamento delicioso

Como sabrás miles de enfermedades se producen por microorganismos patógenos y para combatirlos se usan innumerables antibióticos derivados de los hongos, por eso muchas setas incluso las comestibles poseen propiedades curativas.

Éstas producen enzimas que protegen tu organismo de los microorganismos que te pueden afectar. Asimismo tienen propiedades no sólo antibióticas sino además anticoagulantes, inmunomoduladoras, antiinflamatorias, antivirales y antitumorales a la vez que fortalecen tu sistema inmunológico, reducen el colesterol malo en tu sangre y aportan energía al organismo.

Además hay que recordar que son ricas en proteínas, minerales, melatonina, aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B, fenoles, entre otros. Por eso son utilizadas como antiparasitarias, incluso son tan efectivas que pueden combatir la malaria.

También renuevan las células de tu hígado, protegen tus mucosas digestivas, estimulan la nueva formación de células sanguíneas en tu médula ósea, estimulan el factor de crecimiento nervioso y la capa de mielina, la cual ayuda a tratar el alzheimer y la esclerosis múltiple.

Setas. aprenderacomer.net

Asimismo combaten la anemia, la debilidad general, mejoran tu circulación linfática, potencian tu metabolismo al mismo tiempo que impiden que padezcas de obesidad, equilibran los estrógenos, andrógenos y testosterona.

Del mismo modo sirven como antimicóticos y antioxidantes de manera que previenen el envejecimiento prematuro, bloquean parte del daño causado por los radicales libres, controlan las alergias, reparan los tejidos del cuerpo; de hecho algunas setas llegan a ser más potentes que la vitamina E.

También se ha comprobado que casi todas las setas comestibles y medicinales tienen la facultad de estimular el sistema de defensas en tu organismo. Además son usados como antidepresivas, bactericidas y fungicidas. Por eso muchas de las setas se utilizan desde hace siglos en China para sanar enfermos convalecientes, diabéticos, con insuficiencias respiratorias o como antídoto en la etapa senil.

Así es que cuando vayas a preparar tus alimentos no olvides incluir setas, pero si te preguntas cuál ayuda en tu caso específico ten presente lo siguiente:

La Armillaria mellea sirve en casos de vértigos, mareos y tinnitus; el maitake protege el cartílago óseo; la hypsizygus tessellatus y la tremella fuciformis renuevan y protegen las células de la piel. La lactarius spp y lactarius deliciosus son muy efectivos en problemas urogenitales. Asimismo la Schizophyllum commune (Suehirotake) cura los casos de síndrome de fatiga crónica y el polvo de Langermannia gigantea, bovista gigantea y ungulina fomentaría sirve como cicatrizante y hemostático por lo que cicatriza las úlceras.

Para mayor seguridad puedes comprarlas en tiendas de productos ecológicos y herboristerías. Recuerda que el método de preparación es importante para garantizar que se mantengan los principios activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *