Fase de ataque de la dieta Dukan

Fase de ataque de la dieta Dukan

La primera fase de la dieta Dukan corresponde a la fase de ataque. En esta fase, sólo está permitido el consumo de alimentos altos en proteínas de origen animal, excluyendo los carbohidratos y las grasas.

En este ciclo el cuerpo es sometido a un proceso de reajuste en la captación de los nutrientes, proporcionado por los alimentos aprobados bajo los parámetros que rigen la fase de ataque.

Si ya tomaste la decisión de iniciar el método Dukan, debes conocer cuáles son los alimentos que conforman esta primera fase y cómo combinarlos para que lleves a cabo una correcta alimentación.

Objetivos de esta fase

El propósito principal de la fase de ataque es someter el cuerpo a un proceso de adaptación gradual hacia el esquema alimentario que conforma esta etapa de la dieta Dukan, eliminando los carbohidratos para obtener los nutrientes necesarios con el fin de sustituir los alimentos habituales que hasta ahora habían formado parte de tu rutina alimenticia.

Objetivos de esta fase

La fase de ataque supone una lucha para no sucumbir a las tentaciones gastronómicas que pudiese suponer un desvío de los alimentos permitidos en esta primera fase. Así como el manejo de la sensación de hambre que probablemente pudiera manifestarse fuera de las horas correspondientes a la comida.

Por estas razones, el primer día se considera como un protocolo de iniciación donde la aceptación y la fuerza de voluntad están muy implicadas. Se trata de uno de los más difíciles para aquellos que deciden adentrarse en la fase de ataque de la dieta Dukan.

De la misma manera, el segundo y tercer día también poseen relevancia en la adaptación de esta fase ya que, según declaraciones de Pierre Dukan, los dos primeros días pueden causar fatiga en la persona como consecuencia del impacto que el cuerpo recibe en la reestructuración de los nutrientes que recibe.

Al inicio del tercer día es cuando la sensación de fatiga desaparece, al igual que la ansiedad causada por el hambre producto de la formación de cuerpos cetónicos y al carácter monótono presente en la ingesta de alimentos, incidiendo significativamente sobre el apetito.

Alimentos que debemos tomar en la fase de ataque

Todas las recetas y menús hechos con los 72 alimentos aprobados dentro de la fase de ataque corresponden al grupo de proteínas animales. Se excluyen las proteínas vegetales, grasas y carbohidratos.

Alimentos que debemos tomar en la fase de ataque

Estos son los alimentos que podrás consumir dentro de la fase de ataque:

  • Lácteos desnatados
  • Huevos enteros
  • Claras de huevos
  • Carnes magras de conejo, buey, ternera, caballo y carne picada
  • Diferentes variedades de pescados: grasos o magros, surimi, en conserva, al natural, ahumados, azules y blancos
  • Menudillos
  • Marisco
  • Aves de corral como pollo y pavo preferiblemente sin piel
  • Jamones provenientes de pollo, pavo o cerdo bajos en grasa y sin corteza
  • Bebidas: el líquido por excelencia, el agua la cual se recomienda tomar un promedio de 1,5L/día a fin de favorecer la eliminación de residuos a través de la orina
  • Aliños y condimentos: cebollas, pepinillos, mostaza, zumo de limón usado como aliño pero no como para ingerirse como zumo, vinagre balsámico o de jerez, aceite de parafina y sal en pequeñas dosis

Aplicando un apropiado consumo de estos alimentos disponibles en la fase de ataque estarás favoreciendo el proceso de pérdida de volumen, así como la quema de grasas teniendo una evidente manifestación de resultados en el corto plazo.

¿Cuánto dura la primera fase?

La duración de la fase de ataque estará condicionada por factores fisiológicos propios de cada persona tomando en cuenta la edad que posea, la cantidad de kilos que deba perder así como antecedentes correspondientes a los programas de pérdida de peso seguidos anteriormente.

Cuanto dura la primera fase

Todos estos datos determinarán el tiempo de duración de la fase de ataque estableciéndose los siguientes parámetros:

  • Para una pérdida de peso inferior a los 5 kilos un día será suficiente
  • Para una pérdida de peso inferior a los 10 kilos 3 días serán suficientes
  • Para una pérdida de peso entre 10 y 20 kilos se recomiendan 5 días ya que pasar este límite supondría que el cuerpo entraría en resistencia metabólica
  • Para una pérdida de peso mayor a 20 kilos aunque se mencionó previamente no superar los 5 días en este caso se podría recomendar una duración de 7 a 10 días pero manteniendo una supervisión médica estricta

Es fundamental que mantengas una correcta hidratación a lo largo de toda la fase de ataque para evitar la descompensación por la pérdida de sales minerales esenciales, asegurándote de tomar al menos 1,5 litros de agua además de consumir  de 1 a 2 cucharadas de salvado de avena para compensar la pérdida de fibra y combatir el estreñimiento.

Ejemplo de menú de la fase de ataque

Mediante el siguiente esquema te proponemos una variedad de menús para que prepares a lo largo de la semana y obtengas los nutrientes necesarios para resistir la fase de ataque:

Ejemplo de menu de la fase de ataque

Desayuno

  • Lunes: 1 rebanada de pan de avena y 2 lonchas de pavo.
  • Martes: 150 gramos de queso batido con 1 rebanada de pan de fibra verde.
  • Miércoles: 1 porción de bizcocho de manzanas.
  • Jueves: 4 galletas de canela y café con leche desnatada.
  • Viernes: 1 yogur desnatado  y salvado de avena.

Almuerzo

  • Lunes: 1 yogur de sabores sin grasa.
  • Martes: 1 tortilla de 3 claras.
  • Miércoles: 1 vaso de leche desnatada.
  • Jueves: Queso fresco.
  • Viernes: 5 palitos de cangrejo.

Comida

  • Lunes: Una loncha de jamón y queso, arrollado de carne y helado de limón.
  • Martes: 1 yogur desnatado y pollo a la plancha con queso Burgos.
  • Miércoles: queso sin grasa  y 1 rollito de jamón de pavo.
  • Jueves: flan de Dukan y huevos pasados por agua y.
  • Viernes: Un trozo de jamón cocido y queso fresco y brochetas de pollo.

Merienda

  • Lunes: 4 palitos de surimi o cangrejo con infusión de té verde o té rojo.
  • Martes: Infusión de té verde o puerro y Bombones de limón.
  • Miércoles: Ensalada de bocas y queso sin grasa con mero al roquefort.
  • Jueves: Té rojo con 4 lonchas de pavo.
  • Viernes: Bombones de limón con té verde.

Cena

  • Lunes: Atún a la plancha, 1 tarrina de queso Burgos.
  • Martes: 2 lonchas de salmón a la plancha y 5 gambas cocidas.
  • Miércoles: Lubina a la plancha.
  • Jueves: Hamburguesas de ternera con queso light.
  • Viernes: Una porción de atún claro  y pastel de carne.

Consejos adicionales para aplicar en esta fase

  • Al momento de preparar las comidas es recomendable no recurrir al uso de aceites ni mantequilla siendo más apropiado realizar la cocción de los alimentos al horno o a la plancha.
  • Incorpora el salvado de avena en tu rutina alimenticia diaria ya sea ingiriendo algunas cucharadas (1 a 3), disolviéndolo en un vaso de agua, mezclándolo con leche desnatada o integrándolo en alguna de las comidas del día, con pan o añadiéndolo a una mezcla para hacer tortitas.
  • Aunque tengas permitido comer casi cualquier tipo de carne hazlo de manera moderada, especialmente si tienes tendencia a padecer gota o presentas elevación en los niveles de ácido úrico.

Por lo general la ansiedad y el hambre serán síntomas que se manifestaran durante los primeros días de la fase de ataque, pero estas sensaciones irán disminuyendo a medida que avancen los días.

Una vez hayas logrado cumplir el objetivo propuesto en esta primera fase estarás preparado para avanzar hacia la fase de crucero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *