Dieta para la colitis: Trastorno que se puede tratar

La enfermedad tiene como base principal una inflamación del colon que afecta a todo el intestino grueso y desencadena una serie de afecciones que intervienen con su adecuado desempeño.

Su desarrollo tiene varios factores entre los que se encuentran afecciones de tipo bacteriano, emocional, ulceroso, nervioso, hemorrágico, tóxico y trastornos o cambios en la ingesta de alimentos.

Esta última juega un papel decisivo para el adecuado funcionamiento del sistema digestivo y sus anexos, los alimentos que consumes pueden ser el detonante para que tu salud decaiga o por el contrario se mantenga.

Cuando tienes antecedentes de familia con este tipo de patologías se debe considerar evitar las carnes rojas, condimentos artificiales, salsas picantes, el cigarrillo y el licor entre otros; lo importante es detectar cualquier anomalía a tiempo y actuar rápidamente.

Debes estar atento a estos posibles síntomas; distensión abdominal, gases, dolor abdominal, vómito, diarrea o por el contrario estreñimiento, si sientes estos u otros síntomas como hemorragia o deshidratación debes asistir a un centro de urgencias para ser tratado y puesto en tratamiento intensivo.

Sin duda un factor que puede prevenir o mejorar este tipo de enfermedades es la ingesta de alimentos la idea es que contengan altos contenidos de fibra como el pollo, y de igual manera ingerir bastante líquido se habla de unos ocho vasos de agua diarios. También se recomienda consumir cereales, frutas y vegetales ya que ayudan a fortalecer el sistema digestivo, estos hábitos no sólo se deben practicar se deben mantener, son un estilo de vida que regula tu salud y la mejora notablemente.

Dieta para la colitis

No debes olvidar que hay diferentes tipos de colitis; para cada cual hay un tratamiento específico, pero en general y para todas se requiere los cuidados antes mencionados, ya para casos puntuales esta tu doctor quien juega un papel importante siendo este el que te ayudará a definir los pasos claves a seguir para la recuperación total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: