Dieta para enfermos de Crohn: Alimentos tolerables

Si te diagnosticaron una enfermedad inflamatoria intestinal, como la de Crohn es bueno que sigas los siguientes consejos en tu dieta:

Primero que todo evita comer en grandes cantidades, por tanto lo mejor es que distribuyas los alimentos en 5 veces al día para que quedes satisfecho al ingerir pequeñas cantidades.

Además si no eres intolerante a ciertos alimentos y al consumirlos no te presentan síntomas digestivos adversos no es necesario que los elimines de tu dieta. Pero si ves que el producto que añadiste te ocasiona molestias después de unas 6 horas de haberlo ingerido, elimínalo por completo.

También ten presente que tu dieta debe ser individualizada, así que cuando agregues un alimento nuevo a tu dieta hazlo en compañía de otros que ya sabes que te sientan bien. De este modo podrá darte cuenta cuáles productos tolera tu organismo y cuáles no.

Bien, los alimentos que son más tolerables son los espárragos, los boniatos, las patatas cocidas, el arroz, las pastas, las manzanas, la carne de membrillo, el plátano, la mermelada de manzana, la pera, el limón, la zanahoria.

Además dentro de los pescados puedes probar con el besugo, el lenguado, la merluza, el mero, el rape, pero debes prepararlos a la plancha, cocidos o al horno. También puedes comer carne de vaca o ternera, lengua y corazón.

Dieta para enfermos de Crohn

Por otro lado los postres más convenientes para ti son todos los dulces que tengan poca grasa como los merengues, además te está permitido el azúcar, la miel y los caramelos.

En cuanto a las bebidas puedes consumir la manzanilla, los zumos de naranja y de manzana; no obstante evita ingerir vino blanco, coñac, jugo de melocotón y albaricoque, también procura no tomar café, chocolate y cacao.

Y en cuanto a los condimentos puedes sazonar tus alimentos con sal, laurel, perejil, tomillo, albahaca, pero debes sacar de tu cocina las salsas, los aceites, los picantes, la leche entera, el queso graso, los huevos duros o fritos, la manteca y la mantequilla.

Por lo demás sólo te queda probar tu grado de tolerancia al resto de alimentos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *