Dieta blanda: En caso de problemas digestivos

Si padeces algún tipo de enfermedad digestiva y casi todos los alimentos te sientan mal lo mejor para ti es la dieta blanda.

Ésta es una riquísima opción nutricional para personas que sufren molestias gastrointestinales de cualquier tipo, de hecho es recomendada para pacientes que sufren de gastritis, colitis, úlceras, cáncer, demencias degenerativas, hepatitis, litiasis renales; pero también para aquellos que tienen problemas para masticar, tragar o que se encuentran en etapa postoperatoria.

La dieta blanda está compuesta por productos de fácil asimilación en el estómago, alimentos que no requieren de mucho esfuerzo para el sistema digestivo así como las frutas, las verduras y los líquidos; no obstante evita tomar café, té negro, chocolate y bebidas carbonatadas.

Dieta blanda. aprender a comer

Sin embargo este plan alimenticio es personalizado y rico en comidas de consistencia suave, incluso se preparan a manera de papillas, a la plancha, hervidas, horneadas o al vapor; como supondrás se usan cantidades mínimas de grasas, aceites, condimentos, picantes y especias.

Dieta blanda

Así pues a la hora de adoptar la dieta puedes escoger en alguno de estos tres grupos:

El primero se llama plan de líquidos claros, aquí lo ideal es que consumas al desayuno 1 taza de zumo de manzana diluido al 50%, 1 taza de té de hierbabuena con azúcar y 1 taza de gelatina. A media mañana también puedes tomar 1 taza de té de manzanilla con azúcar al gusto.

Para el mediodía comes 1 taza de consomé de pollo sin grasa, 1 taza de gelatina, 1 taza de agua de Jamaica, 1 té de hierbabuena. Pero a media tarde puedes tomar un agua de limón y para cenar lo mismo que al medio día.

El segundo es el plan de líquidos generales, aquí desayunas con 1 taza de zumo de manzana, 1/2 taza de avena cocida, 1 taza de leche descremada y 2 cucharadas de miel. A media mañana comes 1/2 taza de flan y 1 taza de té de hierbabuena.

No obstante, al medio día ingieres 1 taza de consomé de pollo con zanahorias cocidas licuadas, 1/2 taza de zumo de verduras, 1 taza de gelatina de leche, 1/2 taza de yogurt y 1 taza de agua de sabor. En la tarde tomas 1 taza de zumo de uva y 1/2 taza de helado de vainilla.

Y en la cena comes 1 taza de consomé de pollo con calabazas cocidas licuadas, 1/2 taza de zumo de manzana, 1 taza de leche licuada con un huevo y 1 taza de té con azúcar y crema.

El tercer plan es con consistencia de puré, así que al desayuno tomar 1 taza de néctar de durazno, 1/2 taza de avena con azúcar cocida en agua, 1 huevo tibio y té al gusto. A media mañana sólo tomas 1 taza de leche con chocolate.

Al medio día 1 taza de consomé de pollo con calabazas cocidas licuadas, 120 gramos de pollo cocido con zanahoria y licuado, puré de patata, 1 taza de gelatina con leche y 1 taza de agua de Jamaica endulzada a tu gusto. Sin embargo en la tarde puedes comer 1/2 taza de helado. Y para cenar 1 taza de frijoles cocidos y licuados, 1 taza de arroz con leche y miel preparados en puré y leche al gusto.

Dieta blanda. aprenderacomer.net

Obviamente los planes pueden variar de acuerdo a las necesidades de cada paciente. Por eso es conveniente que visites a un nutricionista para que te oriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *