Dieta antifrío: Que nada te enferme

Si cada vez que llega el invierno tienes un desequilibrio termostático debes replantear lo que comes; no permitas que tu cuerpo se debilite y quedes expuesta a enfermedades.

Como sabrás cuando tu organismo está débil los virus y las bacterias consiguen reproducirse y atacar tu sistema inmunológico, esto se debe a tus malos hábitos alimenticios que conllevan a una pérdida de nutrientes.

Además aunque no lo creas muchas personas suelen recaer en estos síntomas una y otra vez ya que se preocupan más por sus figuras y restringen voluntariamente sus comidas.

Por eso sueles ver a personas con gripe, resfrío, bronquitis y estornudos frecuentes. Así que ten presente que lo correcto en invierno es reforzar tus defensas naturales, para ello la elección de tu comida es fundamental.

Primero que todo debes incorporar alimentos proteicos a tu dieta, estos aminoácidos se encuentran presentes en las carnes magras de vaca, pollo y pescado; también en los huevos, sobre todo en sus claras.

Dieta antifrío. Alimentacion sana

Además no olvides incluir alimentos ricos en vitaminas, principalmente las del grupo B, C y A; así que puedes recurrir a frutas como la naranja, la fresa, el kiwi, el limón, el melón, la mandarina, la toronja, la piña; asimismo los frutos secos como las almendras, las avellanas, las nueces, las ciruelas y el cacahuate.

Dieta antifrío. aprenderacomer.net

Los aportes de proteínas vegetales del mismo modo son importantes, por ello es necesario el consumo de legumbres, cereales y sus derivados como el arroz, la avena, el pan, el trigo, la cebada, el maíz, las galletas, la alfalfa, las habas, las lentejas, la soya.

También deben abundar los minerales, por lo cual es fundamental el consumo de las coles, beneficiosas por su alto contenido de azufre, ya que éste es un magnífico desinfectante de las mucosas nasales.

Si además comes cada 2 ó 3 horas podrás controlar la cantidad de alimentos que ingieres a la vez que mantienes un mayor gasto metabólico y evitas la sensación de fatiga.

Con estos consejos podrás comer bien, pero además estarás sana y sin subir de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *