Dieta anemia preventiva. Anemia perniciosa en adultos mayores

Anemia perniciosa en adultos mayores: Dietoterapia preventiva

Si te diagnosticaron anemia perniciosa debes conocer de qué se trata y qué alimentos son adecuados para ti.

Resulta que es una enfermedad que se da por la falta de vitamina B12 en tu organismo. Esto se presenta en la mayoría de los casos como consecuencia del envejecimiento, porque con el paso de los años se reduce la capacidad de absorción intestinal de esta vitamina ya que tu estómago segrega menos ácido clorhídrico.

Esta reducción conlleva a una situación hipoclorhidria, lo cual es la causa directa de la deficiencia nutricional de vitamina B12.

Pero no se da de repente, todo lo contrario; cuando recién inician los problemas de absorción tu cuerpo hace una reserva de cobalamina de todos los alimentos de origen animal lo que consumes.

Sin embargo cuando tu organismo acaba con lo que tiene almacenado se deteriora, de modo que afecta las funciones de los otros órganos y sistemas. Por eso tu estómago ya no segrega la misma cantidad de jugos gástricos, tu metabolismo se hace más lento y pierdes la fuerza muscular.

Además tu cerebro altera la coordinación, la motricidad e incluso puedes sufrir deterioro cognitivo con pérdida de memoria y depresión a causa de la falta de nutrientes dentro de los cuales está nuevamente la vitamina B12.

También afecta tu sistema nervioso ocasionando hormigueo en manos y pies, pérdida de sensibilidad en tus piernas, pies y manos.

Por eso lo más importante para que este tipo de anemia no se manifieste durante la tercera edad es que tengas una dieta adecuada y llena de vitamina B12, así lograrás un tratamiento preventivo y terapéutico.

Lo primero que debes asegurar son las reservas necesarias de nutrientes, además es importante que tengas revisiones médicas periódicamente para que te hagan un análisis de sangre rutinario y un tratamiento nutricional adecuado.

Pero si te estás preguntando qué alimentos contienen vitamina B12, pues bien, este se encuentra en alimentos de origen animal como el hígado, las carnes, los mariscos, los huevos, los lácteos, entre otros.

poultry, fish, meat, eggs, and milk

Por eso lo mejor es agregar en tu dieta alimentos ricos en vitamina B12, además de hierro, vitamina C y ácido fólico; así tu sangre transportará una adecuada cantidad de oxígeno a tu organismo y no sufrirás trastornos digestivos ni deficiencias físicas.

Recuerda que esta dietoterapia corregirá la falta de nutrientes implicados en la formación de las células sanguíneas como los glóbulos rojos y prevendrá la progresión del daño neurológico.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *