Deficiencia de vitamina K: Trastornos en la coagulación

Junto con las vitaminas A, E y D, la vitamina K, pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles; esta vitamina tiene estrecha relación con los procesos de coagulación sanguínea.

La vitamina K deriva de la filoquinona, un compuesto presente en vegetales de hojas verdes. Esta vitamina actúa sobre el hígado ayudándolo, a través de la biosíntesis de factores de la coagulación como ser la Protrombina, factores VII, XI y X. Dichos factores son parte de los elementos que trabajan en el cuerpo para que la sangre pueda coagularse, cuando así se requiere.

La deficiencia de vitamina K provoca importantes hemorragias y, si bien no es frecuente que esta carencia vitamínica se haga presente en adultos mayores debido al aporte que se recibe por parte de la alimentación y también por la producción endógena de la misma a través del intestino, puede haber casos en que la incorporación de esta vitamina sea insuficiente combinada situación por ejemplo, con una ingesta de antibióticos por largos periodos de tiempo. Esto se debe a que el uso de antibióticos, prolongado en el tiempo, provoca modificaciones en la flora intestinal, ejerciendo una especie de barrido de la misma, con lo cual, se ve alterada esta fuente de producción endógena de vitamina K con la consecuente disminución de este aporte al organismo que es lo que conlleva a la aparición de hemorragias.

Deficiencia de vitamina K. aprenderacomer.net

Hay otras situaciones que podrían llegar a alterar, al menos transitoriamente, el aporte de vitamina K, por intervenir en su absorción a nivel intestinal, ejemplos de estas situaciones son, las intervenciones quirúrgicas, tratamientos con alimentación parenteral por tiempo prolongado así como cualquier trastorno que modifique la función de absorción y producción del intestino.

¿Qué es el Síndrome hemorrágico del recién nacido?

Con mayor frecuencia, son los recién nacidos quienes sufren esta deficiencia, presentando importantes hemorragias que se ponen de manifiesto a partir de la tercera semana de vida. Este síndrome ocasiona hemorragias intracraneales. A modo de prevención se administra al niño Filoquinona por vía intramuscular.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *