Deficiencia de Tiamina: Beriberi y más…

La deficiencia de Tiamina se denomina Beriberi y dado que se manifiesta con signos inespecíficos es frecuente que esta sea ignorada fácilmente.

Los síntomas generados por la deficiencia de Tiamina incluyen: anorexia, pérdida de peso, apatía, confusión, irritabilidad y debilidad muscular.

El Beriberi seco atrófico se caracteriza por una neuropatía periférica con alteraciones en la sensibilidad muscular, parestesias (disturbio de la sensibilidad en forma de hormigueo o adormecimiento) y disestesias (trastorno en sentido del tacto), estos síntomas se producen por la falta de glucosa en el sistema nervioso, lo que produce alteración en la actividad neuronal.

Si el aporte de vitaminas disminuye mucho se pasa al Beriberi subagudo con alteraciones cardiacas, edema e insuficiencia cardiaca que se combinan con la neuropatía.

Otra de las patologías provocadas por esta deficiencia, Síndrome de Wernicke, y que hace presente en sujetos alcohólicos, se caracteriza por incoordinación, ataxia, alteraciones oculares, desorientación temporo-espacial y amnesia.

La deficiencia severa de Tiamina, se asocia al alcoholismo acompañado y también es frecuente en individuos obesos que hacen dietas muy hipocalóricas así como en pacientes en los que se practica alimentación parenteral sin suplementación de vitaminas

Al moler los cereales se les quita la parte del grano más rica en Tiamina, por esto la deficiencia de Tiamina es más notable en poblaciones que basan su alimentación en arroz blanco y pescados crudos ya que, simultáneamente, estos últimos contienen antitiaminas.

Algunos alimentos contienen enzimas que degradan esta vitamina estas son: la Tiaminasa del tipo I que es termolábil y se encuentra en pescados y mariscos y la Tiaminasa tipo II que se encuentra en el té, arándanos, coles. Muchos son los alimentos que contienen tiamina, pero el aporte que estos ejercen es muy pequeño. Por lo cual es de suma importancia el consumo diario de los mismos a fin de evitar dicha carencia vitamínica.Los alimentos más ricos en Tiamina son el cerdo, las vísceras, levadura de cerveza, carnes, huevos, vegetales de hoja verde, cereales enteros, germen de trigo, frutos secos y legumbres.

Deficiencia de Tiamina. Levadura de cerveza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *