Comedores compulsivos: Un trastorno silencioso

Muchas personas piensan que es natural que alguien coma de más en situaciones de estrés, angustia, tristeza, pero a veces esto va más allá y se vuelve en un trastorno nutricional.

De hecho este fenómeno es común en aquellos que sufren de obesidad, aunque también se presenta en personas que tienen un peso controlado, sobretodo en mujeres y adolescentes.

Sabes que es un trastorno porque sus víctimas comen grandes cantidades de alimento con tal ansiedad que pierden el control, así que la comida se vuelve en una obsesión. De este modo se adquiere una conducta nutricional ambivalente porque es a través de la comida que expresan sus emociones; entonces aunque no quieran comer lo hacen y esto hace que suban y bajen de peso continuamente ya que comienzan dietas que rompen fácilmente.

Lo peor es que los comedores compulsivos se sienten culpables al no ser capaces de controlar la ingestión de alimentos y por esto se preocupan mucho por su peso.

Como puedes ver, aunque es un trastorno parecido al de la bulimia en este caso los afectados no se inducen el vómito, ni toman laxantes o diuréticos.

Comedores compulsivos. aprenderacomer.net

Pero si quieres identificar a una persona comedora compulsiva tienes que tener presente que ella tiene episodios frecuentes de atracones de comida, además no logra controlar las cantidades de lo que ingiere, come con mucha rapidez aún cuando se siente saciada o sin tener hambre; también come sola y se deprime después de haber comido.

Por otro lado son más propensos a sufrir este trastorno las personas que tienen tendencia depresiva, pero el problema no es que coman mucho, sino lo que esto conlleva.

Como te imaginarás las complicaciones vienen después, ya que los comedores compulsivos con el tiempo presentan problemas gastrointestinales, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial alta o baja, afecciones en la vesícula biliar, diabetes, colesterol alto, enfermedades articulares, entre otras.

Así es que si conoces a alguien que padezca este problema o si te pasa a ti mismo debes saber que existe un tratamiento; primero que todo debes trabajar persistentemente la parte psicológica para equilibrar tu ansiedad y cuando ya tengas control y dominio propio ahí sí puedes iniciar un plan de alimentación bajo la guianza de un especialista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *